Representación de estudiantes en la Olimpiada Iberoamericana de Química, en el 2017, en Perú.

Representación de estudiantes en la Olimpiada Iberoamericana de Química, en el 2017, en Perú.

El gusto por la Química incentiva a los chicos del ISM International

Valeria Heredia

Entre fórmulas y reactivos, los chicos del ISM International Academy, plantel ubicado en el norte de Quito, se preparan para una nueva edición de las Olimpiadas Iberoamericanas de Química. Este año será en Portugal.

En este 2019, Ecuador participará por tercera vez en este evento internacional, que se ha llevado a cabo en diferentes países como Colombia, Perú y El Salvador.

En busca de los finalistas se realizará una Olimpiada Nacional de Química. Así se seleccionará a los jóvenes, que participarán en este evento. La cita nacional será entre el 21 y 22 de abril de este año, mientras que la internacional será en septiembre.

Los chicos deberán superar varios filtros como la rendición de pruebas teóricas y prácticas. Lo explica el docente Byron Cuaspud, quien imparte esta cátedra en el nivel medio y superior del bachillerato internacional en el ISM.

Él está a cargo de la parte académica, es decir, de la elaboración de contenidos del examen, su discusión y la preparación de los chicos. “El puntaje se obtiene de la parte teórica y práctica”.

En este evento participan adolescentes de hasta 17 años de cualquier plantel del país. El año anterior, por ejemplo, participaron estudiantes de Quito (del ISM), de Manabí, Santo Domingo y Guayaquil.

Andrea Brazzero tiene 18 años y cursa el tercero de bachillerato del ISM. Ella participó en la Olimpiada del 2017 que se llevó a cabo en Lima (Perú).

Con alegría, recuerda los detalles del evento de Química, que le sirvió para ganar experiencias y darse cuenta de que el país necesita un refuerzo en esta área. “El nivel de Química en el exterior es alto y acá hay que trabajar más en ello”.

Otra experiencia que ganó fue la posibilidad de relacionarse con jóvenes de otros países. Con ellos compartió historias sobre Ecuador y también pudo escuchar cómo eran otras ciudades. “Fue una experiencia inolvidable".