PRIMEROS PASOS

¿Cómo despertar la creatividad de preescolares?

Diego Bravo

La creatividad es un don que puede fortalecerse en los primeros años de educación de los niños. Maestras de esa área explican que, para incentivarlos, lo primordial es desarrollar ejercicios en los que se utilicen colores, juegos o baile.

Gelatina, goma, palos pequeños de madera o lana son los materiales que emplea María José Flores, maestra de primero de básica e inglés de la unidad educativa Ángel Polibio Cháves (APCH), ubicada en el Valle de Los Chillos. Con estos materiales, los infantes crean personajes a su gusto: super héroes, títeres o animales.

También pintan paisajes o hacen figuras geométricas, según el material que utilicen. "Ellos reciben orientación, pero siempre les dejamos que liberen su imaginación, sin imposiciones", precisa.

En ese sentido -añade la profesora- si los niños pintan nubes moradas o árboles amarillos, ella les permite hacerlo para que potencien sus ideas. Recuerda que bajo los esquemas educativos tradicionales, las docentes no permiten hacerlo, lo cual genera en los pequeños temor a equivocarse y eso no es positivo.

Para Nora Hidalgo, docente de niños de primero de básica del mismo establecimiento educativo, el baile es fudamental para que los niños se diviertan mientras aprenden. Con los movimientos coordinados, ellos incluso aprenden a identificar los sonidos de los animales y hasta sus formas, lo cual se plasma en sus trabajos de clase.

"Los videos también son una herramienta de trabajo", asegura la profesora.

Según comenta, la motivación es un factor importante para fomentar la creatividad. En ese sentido, considera que el niño siempre debe ser felicitado por el trabajo que desarolle en las aulas aunque no sea perfecto. De esta forma, el pequeño aprenderá a tener confianza en lo hace.