mochila

Comprender lo que se lee, para resolver ejercicios matemáticos

Mariela Rosero

No hay que sentir miedo a las matemáticas. Son parte de la vida. Los niños más pequeños suelen usar los dedos para contar, recuerda Wilson Tapia (0999004770). Y prosigue: es una forma concreta de entender el mundo abstracto de los números.

En la Universidad de Gallaudet, en Estados Unidos, se concluyó, a través de un estudio, que los niños que hacen cálculos con sus dedos son más inteligentes y obtienen mejores notas. Al usar los dedos, dicen los especialistas, se activan dos partes del cerebro.

Tapia tiene una ‘Escuela de Matemáticas’ itinerante, se podría decir, ya que recorre varias ciudades, según le pidan. También ofrece clases particulares a estudiantes que tienen alguna dificultad. Él asegura que todo depende de cómo se enseña matemáticas. En el 2015 obtuvo un reconocimiento, un premio a la Excelencia Educativa. Su método se explica en los textos El Mundo Mágico de las Matemáticas.

Trae una variedad de ejercicios, para que niños y sus padres razonen.
Este ‘maestro’ reitera que los fracasos en esta área se deben a los problemas para leer, por tanto para comprender, razonar y resolver los ejercicios. Sugiere a los chicos empezar a ver todo con una dimensión matemática: los gastos de la casa, la inversión en educación, etc. También asesora a profesores para mostrarles diferentes métodos para sumar, por ejemplo.