EN LA U

Una orientadora vocacional hace sugerencias a los bachilleres

Mariela Rosero

Nervios y estados anímicos pueden pesar cuando un joven rinde uno de esos test que aplican los orientadores vocacionales. Por eso hay que tomar en cuenta otros instrumentos, como una entrevista personal. Esa es la sugerencia de Salua Almeida, especialista en la materia de la Universidad Indoamérica.

Ella también tiene una recomendación para los chicos que no consiguen los puntajes necesarios para alcanzar cupos en la carrera de sus sueños, en universidades públicas. ¿Qué hacer? Insistir, dice, si no le va bien en el Ser Bachiller, examen de acceso a la educación superior estatal.

La decisión es del chico, pero uno de los puntos en los que se debe pensar es el económico. Entre las carreras más buscadas por los universitarios están Contabilidad y Auditoría y no necesariamente hay plazas de trabajo suficientes.

Almeida no está de acuerdo con esos resultados que dicen que un joven es apto para estudiar cualquier cosa o todo lo que quiera. Todos tienen puntos fuertes y débiles, señala.

Otra sugerencia es que el interesado hable con un profesional en la carrera que le gustaría estudiar. Así puede conocer, en profundidad, cuáles serán los pros y contras de la elección.