Jesús Andreu, director de la Fundación Carolina. Foto: Galo Paguay / Educacción

Jesús Andreu, director de la Fundación Carolina. Foto: Galo Paguay / Educacción

en la u

En enero 2018 podrá postular a becas de Fundación Carolina

Valeria Heredia

Excelencia académica es lo que se busca en Fundación Carolina. Esta organización otorga becas para maestrías o posgrados a los jóvenes, que concluyeron su formación académica superior.

Esta institución ofertó el año anterior 549 becas a jóvenes iberoamericanos para que estudien en una de las universidades de España. De las becas mencionadas, 55 se entregaron a ecuatorianos.

Las becas cubren todos los rubros educativos, que necesita un becario en otro país. Además incluye un programa cultural con la visita de museos y bibliotecas, con el objetivo de que la formación de la persona sea integral, según Jesús Andreu, director de la Fundación Carolina, que abrirá nuevas postulaciones en enero del 2018.


El perfil del becario y la selección

Para Andreu, la respuesta es simple. El nivel de los alumnos debe ser excelente; no hay otro criterio de selección. “Los becarios son los mejores estudiantes de cada país”.

Este requisito implica que la selección de estudiantes sea rigurosa. Así:

-Las solicitudes de los aspirantes pasan por un registro técnico para determinar si terminaron sus estudios o si seguirán una maestría afín a sus carreras. Además ayuda a reconocer si los chicos 'inflaron' sus postulaciones. De presentarse alguna anomalía la postulación es rechazada.

-El director de cada programa de estudio analiza las peticiones y selecciona a los primeros candidatos.

-La Fundación crea un comité conformado por el director del programa, personal técnico, expertos independientes internacionales. Aquí se desarrolla otra selección de jóvenes.

-La etapa siguiente es la entrevista. Con ella se conoce al estudiante y la comisión de selección elige a los candidatos idóneos para estudiar en las universidades de España.

Los estudiantes que lograron la beca ¿qué deben hacer?

A diferencia de otras programas, los chicos no tienen que hacer mayor cosa, ya que las universidades están abiertas para su llegada. Esto como parte del convenio entre la fundación y los planteles educativos.

Ellos únicamente deben aplicar en el establecimiento que gustan por medio de la página web de la universidad.

En la beca se incluye el pasaje de avión – ida y vuelta – para que los chicos apliquen los conocimientos dentro de sus países luego de terminar su beca. Además tiene un seguro médico y la posibilidad de escoger su lugar de residencia.

Por ejemplo: escogen entre habitaciones compartidas, residencias dentro de la universidad o minidepartamentos. “Los chicos reciben más del salario básico español (825,65 euros, es decir, USD 982)”.

Durante sus 17 años, la Fundación ha recogido varias experiencias. Una de ellas es que sus becarios alcanzan puestos de alto rango en empresas privadas o en instituciones públicas. Cineastas, músicos, ministros y políticos son algunos de los cargos a los que llegan por su esfuerzo y dedicación.


Si requiere más información puede ingresar a la página web: www.fundacioncarolina.es